Acoso Físico

   El acoso físico es una forma de acoso que consiste en la persecución constante  a un sujeto con el que se pretende iniciar o restablecer un contacto personal contra su voluntad.
  Se trata de un tipo de acoso que puede producirse tanto dentro como fuera de los centros educativos y es un tipo de maltrato totalmente intencionado y se clasifica en:
Acoso físico directo:
  • Golpear
  • Escupir
  • Empujar
  • Morder
  • Arañar
  • Tirar del pelo
  • Dar un puntapié
  • Dar una paliza

Acoso físico indirecto:
  • Espiar a un compañero
  • Seguir a un compañero por el centro durante el tiempo de patio o entre cambios de clases
  • Escribir notas ofensivas y difamatoria
  • Pintar su nombre en paredes y muros
  • Robar o romper objetos de su propiedad
  •  

  Este tipo de acoso indirecto es muy realizado frecuentemente hacia las mujeres, lo cual se relaciona con el acoso sexual si es que llega a punto máximo de amenaza. Los tocamientos sexuales no deseados son un problema corriente para las mujeres ya que muchas veces son víctimas de este tipo de acoso, y no solamente de esto sino que diariamente son atacadas de acoso verbal por parte del hombre. Otro tipo de acoso físico es la “violencia de género”. La violencia de género es un problema que puede incluir asaltos o violaciones sexuales, prostitución forzada, explotación laboral, el aborto selectivo en función del sexo, violencia física y sexual contra prostitutas, infanticidio femenino, castración parcial o total, ablación de clítoris, tráfico de personas, violaciones sexuales durante período de guerra, ataques homofóbicos hacia personas o grupos de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros, entre otros.
  Asimismo, este tipo de acoso puede deberse a una obsesión desarrollada hacia la víctima. También se debe considerar que muchos casos de hostigamiento no necesariamente se derivan de una obsesión personal; se debe recordar que la intención de hostigar es, aparte de conseguir información de la víctima, un recurso para hacerle la vida difícil o hasta imposible o en el tema de violencia de genero sacar algún provecho de la víctima.
  Es así como también el acoso físico puede provocarse entre personas del mismo género, y esto es usualmente visto en las escuelas donde se produce el bullying escolar ejerciendo el acoso físico. Este tipo de violencia escolar se caracteriza, por tanto, por una reiteración encaminada a conseguir la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder en tanto que es ejercida por un agresor más fuerte (ya sea esta fortaleza real o percibida subjetivamente) que aquella. El sujeto maltratado queda, así, expuesto física y emocionalmente ante el sujeto maltratador, generándose como consecuencia una serie de secuelas psicológicas es común que el acosado viva aterrorizado con la idea de asistir a la escuela y que se muestre muy nervioso, triste y solitario en su vida cotidiana. En algunos casos, la dureza de la situación puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su materialización, consecuencias propias del hostigamiento hacia las personas sin límite de edad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario